Alimentación

Carro de supermercado
iluminación para LÁCTEOS Y PESCADOS
iluminación para CARNE 36º
Tubo LED para Panadería
iluminación para CARNE
iluminación para VEGETALES

Soluciones de iluminación LED para alimentos frescos

Cuando se trata de juzgar la calidad de un supermercado como lugar de compra, la calidad y la selección de alimentos frescos es el principal criterio utilizado por los consumidores.

Los supermercados gastan cada vez más dinero en traer la mercancía más fresca disponible tanto a nivel local como en el extranjero, a la vez que invierten en las vitrinas refrigeradas más avanzadas para albergar esos alimentos frescos.

Sin embargo, las secciones de productos frescos de los supermercados siguen sufriendo pérdidas considerables debido a la desecación, decoloración y marchitamiento prematuros de los productos. El volumen de merma que se produce es algo innecesario y, si no se soluciona lo antes posible, disminuye la escala de calidad y la capacidad de elección de los compradores.

Qué iluminación elegir

La iluminación habitual distorsiona el color de los alimentos porque suele desviarse hacia el extremo amarillo y verde del espectro. Si bien el espectro amarillo y verde tiende a ofrecer una fuerte iluminación, es a costa de sacrificar los colores vibrantes y la exposición segura e higiénica de los alimentos frescos. Aunque este tipo de luminarias tienen sentido en un entorno de oficina o almacén, restan eficacia y potencial de venta a los expositores de alimentos frescos.

Además, al iluminar en exceso una vitrina con una luz deslumbrante, los productos frescos no sólo tienen un aspecto menos atractivo, sino que se estropean más rápidamente, lo que cuesta al gestor de la tienda grandes pérdidas de ingresos y desperdicios al año.

Los alimentos que se exponen bajo una iluminación LED o fluorescente ordinaria no tienen el mejor aspecto, ni conservan el mismo nivel de frescura que bajo una fuente de iluminación óptima como las lámparas específicas para alimentos de Conalux.

La iluminación profesional destinada a productos frescos de Conalux está diseñada para iluminar de forma real los expositores de productos perecederos y mostrar los colores vibrantes naturales de los alimentos, protegiendo al mismo tiempo esos productos frescos de las radiaciones nocivas en forma de calor y luz.

Conalux ayuda a las tiendas de comestibles a aumentar hasta un 50% la vida útil de los productos y a dar a su sección de productos perecederos una mayor ventaja competitiva. Reconocidas internacionalmente, las lámparas de Conalux son escogidas por propietarios de tiendas, comerciantes, diseñadores de tiendas y fabricantes de vitrinas para aplicaciones como por ejemplo carne fresca, pescados y mariscos, charcutería caliente y fría, panadería, productos agrícolas, buffetes de ensaladas y vitrinas florales.

El tono adecuado para cada alimento

Cada vez son más los alimentos que requieren una presentación óptima en las estanterías de los establecimientos de alimentación. Es fundamental que cada producto se muestre lo más fresco posible para atraer a los compradores. Por ejemplo, los tomates deben deslumbrar con su brillante color rojo. Los tonos variados de amarillo, trigo y marrón deben realzar la variada oferta de productos de panadería. Los tonos plateados y los destellos azules del expositor de la pescadería deben atraer a los clientes desde lejos. Es fundamental que los propietarios de tiendas tengan en cuenta la temperatura del color y la reproducción cromática a la hora de configurar sus sistemas de iluminación.

Carnicería

Para destacar las carnes que se disponen en las vitrinas de la carnicería, asegúrese de que el color predominante sea el rojo. Hace que la carne tenga un aspecto muy apetecible. A menudo, los sistemas de iluminación de este departamento no ofrecen un tono rojo adecuado. Muestre la auténtica calidad de su carne con una fuente de luz con un buen índice de reproducción cromática R9*.

Cuando se planifique la disposición de la iluminación en la carnicería o en la sección de pescadería, se deben instalar las fuentes de luz a suficiente distancia de la carne y el pescado para evitar que el calor de estas fuentes sobre los alimentos comprometa la vida útil de la carne o el pescado.

Pecadería

Pescadería

El salmón y los langostinos deben exponerse en un entorno de color cálido para que muestren su tono rosado, mientras que el pescado de carne blanca y el marisco resultan mucho más apetecibles si se exponen con una luz azulada. A menudo encontramos estos dos grupos de pescados en la misma zona, aunque su cobertura lumínica divergente no es necesariamente contradictoria, ya que los colores cálidos y fríos armonizan bastante bien. Sin embargo, en los casos en que no sea posible instalar dos grupos de luces distintos para la pescadería, recomendamos una temperatura de color de 4000K.

vegetales en supermercado

Frutas y verduras

El color de la fruta y la verdura es mucho más atractivo bajo la luz natural, más cercana a los tonos cálidos. Recomendamos una temperatura de color de 3000K.

Panadería iluminación especial

Panadería

Los colores cálidos como el amarillo, el marrón y los tonos anaranjados del pan se pueden realzar bajo una luz más cálida, lo que hace que los productos horneados tengan un aspecto muy apetecible.

 

*El CRI indica cómo 15 colores testeados se ven bajo iluminancia estándar.  Cuando se compara la iluminación con la fuente de luz estándar de referencia, un índice CRI de 100 es el mejor; en estos casos el Ra es el promedio de los índices de rendimiento de color para las pruebas de color R1 a R8, que son los colores típicos de un entorno general.  En cambio R9-R15 son índices de rendimiento de color “especiales”. Estos son de relativamente alta croma en rojo, amarillo, verde y azul. R9 evalúa la reproducción de rojo y es importante para uso alimentario.